Proyecto Basket y Autismo

La Fundación Orange promueve con “Basket y Autismo” una nueva actividad de ocio para las personas con autismo. El programa está desarrollando una serie de clases de baloncesto adaptadas con el objetivo de estudiar los beneficios de la práctica de este deporte en las personas con autismo. 

El proyecto, que se está realizando junto a la Escuela de Basket de Fran Murcia, ex jugador profesional con una dilatada trayectoria nacional e internacional, se ha iniciado con varios grupos, tanto de jóvenes como de adultos, de los centros Asociación Nuevo Horizonte y CEPRI, en Madrid.

Proyecto Basket y Autismo

El baloncesto fomenta la participación, el juego en equipo y el compañerismo, favorece el desarrollo de la coordinación espacial y evita algunos problemas de salud. Se trata de una disciplina que les ayuda a mejorar en la relación con sus iguales, potencia las relaciones entre ellos y les ayuda a seguir unas normas y rutinas, pero que, sobre todo, les divierte, y se ha convertido ya en un momento de ocio esperado durante toda la semana.

“Quizá el autismo está un poco olvidado en cuanto a actividades deportivas y siempre pensamos que no van a poder o que no van a ser capaces o que va a ser muy complicado para ellos”, comenta Fran Murcia, “para mí una sonrisa es el síntoma de que se lo están pasando bien y de que les está gustando lo que hacen, eso es lo más gratificante, aparte de que la mejora técnica es obvia, aunque eso es algo que yo confiaba desde un principio que iba a funcionar”.